Reproducción: Pinterest

Jardinería

Disfruta de los beneficios de la lavanda en tu jardín

Lavanda Esencial

La lavanda es una de las plantas de menor mantenimiento que puede cultivar y también una de las más beneficiosas. 

Reproducción: Pinterest

Hábitat

La lavanda ama el sol y el calor, necesita al menos 6 horas de pleno sol todos los días. 8 horas es aún mejor. La lavanda es muy feliz incluso en condiciones secas o casi secas. Interior: guárdela en un lugar soleado y oriente la planta hacia la luz; para que crezca uniformemente.

Reproducción: Pinterest

Suelo

El suelo arenoso también es algo que le encanta a la lavanda. Llene el fondo del jarrón con piedra triturada, grava, guijarros, etc. Mezcle un poco de tierra para macetas con arena y 2 partes de tierra por 1 parte de arena. Esto también funciona para las semillas, sin embargo, la germinación lleva más tiempo.

Reproducción: Google

Abonar

Debe agregar algunas tazas de buen compost al recipiente. Un fertilizante rico en nitrógeno, una vez al mes.

Reproducción: Pinterest

riego

No riegues demasiado la lavanda. Dejar secar entre riegos. Sin embargo, no dejes que se seque hasta el punto de marchitarse. Asegúrate de que la tierra esté seca al tacto antes de volver a regar. Evitar: remojo en agua

Reproducción: Pinterest

poda

Corta los tallos de las flores justo en la base después de que se abran las flores. Hacer esto con regularidad promoverá un mayor crecimiento y una menor necesidad de poda intensa. Luego puedes secar la lavanda y usarla durante todo el año en bolsitas aromatizantes.

Reproducción: Pinterest

perfumes naturales

¡Disfruta de tu hermosa y fragante planta! Queda genial en balcones, antepechos, pasillos, etc... porque cuando sopla el viento aportará ese olor natural y agradable al ambiente.

Reproducción: Google