Las gerberas son flores muy populares por su belleza y variedad de colores. Mira los tips para tener estas hermosas flores en tu jardín 

Cómo cultivar gerberas

Las gerberas prefieren un lugar bien iluminado, pero no bajo la luz solar directa. Así que elige un lugar con buena luz y sombra parcial. 

Local

El suelo debe ser fértil, rico en materia orgánica y bien drenado. Si el suelo es arcilloso o muy compacto, añade arena o perlita para mejorar el drenaje. 

Suelo

Se puede plantar en macetas o directamente en el suelo. La siembra debe hacerse en primavera u otoño, cuando la temperatura es suave. Planta las gerberas a 20-30 cm de distancia 

plantación 

Necesitan agua regularmente, pero no pueden empaparse. Riegue siempre que la tierra esté seca al tacto, pero evite mojar las flores y las hojas. El riego ideal se realiza por la mañana o por la tarde. 

riego

Fertilice las gerberas con un fertilizante rico en fósforo y potasio cada 3 meses durante la temporada de crecimiento. Evite el exceso de nitrógeno, que puede estimular el crecimiento de las hojas a expensas de las flores. 

fertilizar 

Para estimular la floración, elimine las flores marchitas y corte los tallos secos y dañados. A fines del verano, corte las plantas hasta el suelo para estimular el crecimiento de nuevos brotes. 

poda 

Las gerberas son susceptibles a enfermedades fúngicas y plagas como pulgones y trips. Use fungicidas e insecticidas naturales para evitar problemas. También es importante proteger las plantas de los fuertes vientos y las heladas. 

Proteccion 

Más Contenido

Cómo cultivar anturios y hacerlo fantástico en el jardín