Saltar al contenido
Cuarto

Cómo organizar un cuarto de lavado pequeño

06/03/2023
pequeño lavadero

El cuarto de lavado es un espacio importante en la casa, pero no siempre es fácil de organizar, especialmente cuando se trata de cuartos de lavado pequeños.

Con poco espacio disponible, necesitas ser creativo y estratégico a la hora de organizar esta zona de la casa.

En este artículo te vamos a dar valiosos consejos sobre cómo organizar un cuarto de lavado pequeño, para que puedas aprovechar al máximo este espacio y mantenerlo limpio y ordenado.

pequeña lavandería funcional
Imagen IKEA
súper consejo:
Cómo utilizar la baldosa hidráulica en la construcción o rehabilitación
índice de contenido

Elige muebles y electrodomésticos compactos

Lo primero que hay que hacer a la hora de organizar un lavadero pequeño es elegir muebles y electrodomésticos compactos. Esto incluye elegir lavadoras y secadoras del tamaño adecuado para el espacio disponible.

Además, opte por gabinetes y estantes que se puedan unir a la pared para ahorrar espacio.

Y si tiene espacio limitado, es importante elegir productos que se puedan mover y almacenar fácilmente cuando no se usan.

Cuarto de lavado pequeño: utilice el espacio vertical

Otra estrategia importante para organizar un cuarto de lavado pequeño es utilizar el espacio vertical.

Esto se puede hacer colocando estantes y gabinetes en la parte superior del cuarto de lavado para almacenar artículos de limpieza y otros artículos.

Cómo organizar un cuarto de lavado pequeño
Imagen/Reproducción: Pinterest

También puedes colgar perchas en la pared para colgar ropa limpia o seca. Esto ayuda a ahorrar espacio en el piso y mantenerlo libre de desorden.

Usa cajas y contenedores y crea un sistema de etiquetado

Otra forma de organizar un cuarto de lavado pequeño es usando cajas y contenedores, esto ayudará a mantener los artículos organizados y fáciles de encontrar. 

pequeño lavadero
Decoración de lavandería pequeña Imagen/Reproducción: Pinterest

Puede usar contenedores para almacenar artículos de limpieza, ropa de cama y toallas, o recipientes para guardar ropa sucia o artículos que deben llevarse a la lavandería.

Además, crear un sistema de etiquetado es otra forma de organizar un pequeño cuarto de lavado. Puede usar etiquetas para identificar gabinetes y estantes, o crear etiquetas para contenedores y cajas. Esto ayuda a mantener todo en su lugar y a encontrar rápidamente lo que necesita.

Priorizar la funcionalidad

Al organizar un cuarto de lavado pequeño, es importante priorizar la funcionalidad. Esto significa pensar detenidamente sobre cómo usar esta área y qué debe tener a mano. 

Por ejemplo, si tiende a pasar mucho tiempo en el cuarto de lavado, es importante tener un área para sentarse y una buena iluminación. Si tienes niños, es importante contar con un área para guardar los juguetes y la ropa de los niños.

Además, es importante disponer de una zona dedicada al almacenamiento de productos de limpieza y otros elementos necesarios para el lavado y secado de la ropa. De esta manera, puede ampliar el uso del espacio y asegurarse de que el cuarto de lavado satisfaga sus necesidades.

Contar con un sistema de lavado eficiente

Organizar una pequeña lavandería también significa tener un sistema de lavandería eficiente y organizado. Esto podría incluir tener una canasta o caja para la ropa para que puedas clasificar fácilmente la ropa y comenzar a lavarla.

Además, cree un área dedicada para doblar y guardar ropa limpia, para que pueda encontrar fácilmente lo que necesita. 

Utilizar perchas y/o tendederos para colgar la ropa ya lavada y planchada también es una buena idea para ahorrar espacio y evitar que la ropa se arrugue.

Cuarto de lavado pequeño: usa la decoración a tu favor

La decoración también se puede utilizar a tu favor cuando se trata de organizar un pequeño cuarto de lavado. Elija colores claros y neutros para el espacio, haciéndolo sentir espacioso y luminoso.

Además, utiliza piezas decorativas para añadir personalidad y estilo al cuarto de lavado. Algunas ideas incluyen el uso de imágenes, plantas u objetos antiguos.

Usar pegatinas o papel tapiz también es una buena manera de agregar un toque personal al cuarto de lavado y convertirlo en un ambiente más agradable.

Elige muebles y electrodomésticos compactos

Lo primero que hay que hacer a la hora de organizar un lavadero pequeño es elegir muebles y electrodomésticos compactos. Esto incluye elegir lavadoras y secadoras del tamaño adecuado para el espacio disponible.

Además, opte por gabinetes y estantes que se puedan unir a la pared para ahorrar espacio.

Y si tiene espacio limitado, es importante elegir productos que se puedan mover y almacenar fácilmente cuando no se usan.

pequeño lavadero
Imagen/Reproducción: Pinterest

¿Podré organizar mi pequeño cuarto de lavado? 

¡Sí! Siguiendo los consejos de este artículo, podrás tener un cuarto de lavado pequeño, organizado y funcional. Con un lavadero organizado podrás disfrutar de un ambiente limpio, además de ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de realizar las tareas pendientes.

Además, es importante recordar que un Lavadero pequeño no tiene por qué ser sinónimo de desorganización y desorden. Con las técnicas adecuadas, puede crear un espacio eficiente y agradable, incluso si es limitado. La clave es ser creativo, organizado y flexible.

Así que comience a implementar estos consejos hoy y comience a disfrutar de una lavandería más organizada y funcional.

Si llegaste hasta aquí y te gustó nuestro contenido, recuerda comentar qué consejo te ayudó más y, si quieres, también puedes darnos sugerencias que funcionaron para mejorar tu pequeño cuarto de lavado y que no están presentes aquí en el artículo.

¡Haciendo esto podremos mejorar nuestro contenido cada vez más!